miércoles, junio 18, 2008

Palabras que vale la pena leer y otras que no...
Ayer publiqué un breve blog sobre la dependencia de algunos bloggeros al contador, una autodeificación barata que tiene como base una egolatría urgida de atención y que celebra arrastrar clicks hasta su templo de vanidad y celebra cada hit (incluso los 50 que el propio autor da al día) como si la sola visita implicara que se hizo un trabajo digno de celebrar.
Ese es el tema de hoy, qué tan buenos o malos son los blogs. El ecléctico contenido de los blogs hace difícil juzgar cuál es un blog bueno y cuál uno malo, pues no puede juzgarse a todos parejo; ese problema sería insalvable si no pudieramos discernir a una persona decente, digna, admisible respecto a una canceroy. Cierto es que no existe un criterio eficientista para juzgar, los blogs, así como no existe uno para juzgar trabajos de humanidades, que nada que se instrumentara daría resultados univocos ni sería deseable, tan cierto como que eso de que el más apto es el que sobrevive es altamente cuestionable, pero ello no implica que sea imposible discernir cuándo un blog es una piterés y cuándo no... ¿Y cómo sabríamos eso? Juzgando de acuerdo al fin que el blog establece para sí. Claro, esto puede ser mudable en cada post, pero igual se puede notar cuando se plantea una intención y se falla... "Cuando se trata de hacer un cántaro y resulta una bacinica", dice Horacio en su Epístola a los Pisones (bueno, creo que no exactamente así, pero es la idea)... Creo que todos se darían cuenta de que este blog es una piterés si pretendiera escribir lírica, pues no me saldría, lo más a lo que aspiro es a una prosa descriptiva y canceroy que parece no haber sido tan molesta en su momento; el blog del estudiante de cine -cuyo vínculo perdí- que hace brevísimas reseñas comentando aspectos técnicos de películas es bueno así como es... Si se pusiera a hablar de cómo las habría hecho él se volvería un bodrio; el blog de la revista BRAKE OVER pretende acercar el contenido editorial de la revista en cuestión al público web... y así sigue... "Pero el blog es muy personal, es un registro, podría ser un diario, ¿cómo lo hecha uno a perder?" Fácil: Cuando las aspiraciones se ubican más allá de lo que es verosimil alcanzar. Como mencioné antes, estaría perdido si este espacio fuera pensado en exhibir ardides estilísticos, y fracasaría si todos los días pretendiera publicar perlas de sabiduría o grandes momentos de la emotividad humana... A veces también basta compartir anécdotas, risas, nimiedades...
No todo lo que sea publicado tiene qué gustar, ni que causar risa, no es circo ni uno es payaso, bueno no todo el tiempo; lo que le gusta a cada quién nadie puede cuestionarlo, pero lo que sí se puede decir es si algo está bien hecho o no, independientemente de si nos gusta (esto lo había dicho ya cuando lo del vive cretino), y estoy seguro de que una persona que respira bien, piensa bien, vive bien, ama bien los días también puede publicar todos los días y ver que lo que hizo lo hizo bien...
En fin, había señalado ya una ocasión que esto de los blogs reclamaba escritos más breves porque no siempre se cuenta con tanto tiempo y además el lector posmoderno está acostumbrado a las cosas en formato express, aunado al hecho de que algunos me han reclamado que luego sí están muy largos, y esa es otra virtud del blog, la proximidad del autor con el lector.
Considerando lo anterior y que no tengo más que agregar termino este blog y reitero, gracias por leer, ya había dicho ayer que sí hay algo triste en que las palabras se queden sin ser leídas, y agrego hoy que en algunos casos es triste que la gente no escriba, (obvia y soberbiamente pienso que tal es mi caso).

I had a wind in my chestblew as hard as it ever could
I could have written books for youif I only knew

ps. Estaba enlazando el video de Katatonia con la canción Sulfur cuando el ipod infernal leyó mi mente y comenzó a reproducirla estando en modo aleatorio... ¡estas cosas son del diablo!

4 comentarios:

Kentucky Freud Chicken dijo...

Este me gustó mucho. Creo que tienes razón al describir este fenómeno blogger y estableciendo una forma de evaluarlos... a ver qué sigue.

Pomfolygopaflásmasin dijo...

Sí, es necesario juzgar los blogs, y haciendo el juicio crear nuestras propias plazas públicas en el ciberespacio, de modo que podamos aprovechar para los fines más virtuosos del espíritu este beneficio tecnológico.
Quizá sea posible afirmar que la gran diferencia entre los blogs y las otras expresiones (literarias o no literarias) está en esa insaciable variedad y versatilidad que reconoces.
Quizá ningún otro medio es tan multimedia como este, y quizá ninguno goza de tal libertad como este. Así, es irrenunciable la responsabilidad del blogger.

Y antes de olvidarlo, ya que no sé responder comentarios en mi propio blog, he de comentarte, agradeciendo al tiempo tus comentarios, que 'otear' sí existe, y es el verbo que efectivamente decidí usar en aquel texto, de acuerdo a su primera acepción.

Pomfolygopaflásmasin dijo...

En relación con el tema de hoy, la revista Vanity Fair ha publicado un plano cartesiano del blog:
http://www.vfdaily.com/culture/2008/blogopticon/index.html

Lamia dijo...

Si los bloggs que ponen videos de Dimmu son malos jaaaaaaaajajaja, bueno esta bien esta bien seré condecemdiente por que eres mi amigo, creo que por eso pusiste aalgún tipo de adevertencia cuando lo comensaste, era pa que eso de escribir te saliera más chido...a mi me agrada el tono sarcastico que siempre usas y por eso siempre te leo, y te comento pa que sepas que lo elí...además siempre tengo algo que decir jejeje (debo aprender a quedarme callada aveces)
En resumen, tu blog estaría más chicles si le pusieras más metal y menos HIM y Dimmu Ja!.