miércoles, junio 04, 2008

La barranca 30 de mayo en el Teatro Metropólitan

Hablaré algo más a propósito del blog en torno al "vive cretino", en particular me referiré al matiz de que existen decorosas excepciones en lo que a rock nacional se refiere: El viernes pasado asistí a un concierto de La Barranca. Hace muchos años los había visto en el Hard Rock, en aquella ocasión abrió la Gusana Ciega; ahora fue Monocordio o una jalada así... Creo que los abridores de esta ocasión eran tal vez un poco más ad-hoc, por lo hippies y porque se percibe alguna influencia en su show, pero decididamente ambos igualmente insulsos, aunque sin llegar a decir que deplorables dado que ambos tienen sus momentos de lucidez.
Los mentados monocordios ven sus mejores momentos cuando su música se vuelve más austera, sobria; cuando saturan de voces sus composiciones se vuelven burdamente ininteligibles. Seguro dirán "ay sí, como tu metal dichoso sí se entiende" y aquel es precisamente el punto que hace la diferencia, ciertaente el metal no es inteligible a todos ni a la primera, pero bien hecho -pues no todo está bien hecho- bien logra una amalgama sonora exitosa, y suele tener uno o varios temas propensos a un análisis auditivo.
Pero no es de teoría metalera de lo que se trata este blog, simplemente me parece una excelente ocasión para señalar que aunque la Barranca me parece un producto formidable, no me gusta, pues muy pronto dejan de asombrarme y me aburren; sin duda sus fans estuvieron contentos con un recital tan generoso el viernes, pero -al chile- yo sólo podía pensar "chia... ya no vamos a alcanzar el metro"...
Aún así, la linea de fondo es que el buen rock nacional existe, pues hay cuando menos una banda; que me aburra es asunto aparte. Posiblemente le tomaría el gusto a una o dos piezas de ellos, aunque casi todas me parecen muy bien logradas, y es que aquellas dos a las que les pudiera tomar especial aprecio serían sin duda las más cercanas a mi naturaleza, al pulso de mi vida... Va por ahí esa cuestión sí relativista del gusto: No espero que ningún hippie guste de CORRUPTED...

La Barranca cerró su recital con Día Negro, y así mismo termina este blog.


3 comentarios:

Pecatus dijo...

La Barranca: mi banda de rock mexicana favorita y por mucho.

-_- Quiero unas clases con el cáncer del Aguilera.

Y sí, monocordio apesta a culo de camionero...

Meiby dijo...

Jajajaja Malditos hippies! jajaja

Aunque algo que no comprendo es como esa banda de hippies abrio a la barranca mmmm antes jamas sucedia eso.

Lamia dijo...

Yo insisto... por que hablar de la Barranca en vez de todas esas buenas bandas de metal?