viernes, junio 27, 2008

Secuelas de jugar Grand Theft Auto, Liberty City Stories

Hace algunas semanas el buen Pecatus tuvo a bien venderme a un precio más que amigable un PSP que le sobraba... Sí, para quienes digan que la economía del país no marcha, ahí tienen, al joven espartano le sobraba un PSP... El problema no es que no marche, es que hacemos cada tarugada con el dinero... Pero ese no es el punto...


El PSP tiene la virtud de poder emular consolas del pasado, es decir, reproduce juegos clásicos del NES, Super NES y Game Boy Color, supongo que también de Neo Geo y demás sistemas de fines de los noventas... Tal facultad naturalmente no está dentro del presupuesto legal del PSP, algún pillo descubrió que podía valerse del sistema del PSP para jugar los clásicos favoritos de su infancia, y sorpresivamente ello repercutió en el incremento de ventas de PSP pero segúramente son hechos inconexos...


Como sea, utilizar los emuladores e incluso los juegos diseñados para la consola supone un mínimo de habilidad hackerística con el que no cuento... "Eres un neanderthal" me dijeron... Y creo que para lo que es el caso tienen razón.


En fin, en lo que logro descifrar cómo poner los emuladores u otros juegos, tengo la suerte de que mi maravillosísima mujer me obsequió un juego original y legítimo para PSP, la entrega para esta consola de la serie Grand Theft Auto.


Luego de varias horas de juego las secuelas son:

-Dejé de tener mis dudas respecto a usar moto o no: Sirven para hacer toda clase de maldades, uno escapa en segundos de la policía y -sobre todo- si te caes ni te pasa nada...

-Tengo el impulso de abrir los coches utilizando sólo la manija y espero que una vez arriba estén en marcha sin haber intervenido llaves ni control para los seguros ni nada por el estilo en el proceso.

-Dado que la madre de Toni (el personaje del juego) mandó matones a perseguirlo para liquidarlo(me), no le hablaré a mi madre hasta que pida una disculpa... Y retire órdenes a los matones que todavía me siguen.

-En cuanto vea a un proxeneta lo golpearé a) Por ridículo b) Porque trae dinero y mucho c) Por proxeneta; no aplica a las prostitutas porque tal y como lo sospechaba ¡son muy rudas!

-Ahora pienso que si robo un coche y lo pinto de otro color nadie lo notará.

-El sábado fui a tocar la puerta a los vecinos ruidosos con el martillo (sí, llamé a la puerta con el martillo), luego, con el martillo, les señalé el vehículo que obstruía la salida de mi casa preguntando ¿es de ustedes ese vehículo? Espero no volver a verlos por ahí...

-Necesito comprar varios trajes italianos ¿cómo espero obtener respeto en las calles vestido como un vago?

A mediados de los 90´s había una fuerte discusión en torno a si los videojuegos eran mala influencia pra los niños, yo creo que no: Lo que esto evidencia es que son mala influencia para los burócratas.

4 comentarios:

Mr.Pecatus dijo...

Sí caray... Los videojuegos son divertidos en exceso y elucinantes. Aun rio cuando recuerdo como regañaba a Santa Anna por wey... Ja ja ja ja ja. Relajantes, inofensivos en dosis controladas, con efectos de unificador social y sobre todo en calidad de un lujo, los juegos de video son a nosotros lo que a los nuestros progenitores el trompo y la pirinola.

Y yo sin etsbox :(

Lamia dijo...

A wevo soy generación NES... pero el super NES es fué y será La Consola! creo que podría seguir pasando horas jugando killer instics o mortal kombact... y quien olvida street fighter!!!... los video juegos son la ostia...pero solo los que puedo controlar eso de que casi casi los monos se salen de la pantalla ya son cosas del diablo...

Kentucky Freud Chicken dijo...

No, la conclusión no es lo bastante fuerte. Demuestras por qué son una mala influencia para los burócratas pero no porque no lo son para los niños.

jejejejeje pobre de tu madre, ¡qué culpa tiene ella!

Chopperstardust dijo...

Grandtheftauto esta en mi lista de compras de este mes :D asi que puedes ir a jugar conmigo.