martes, agosto 05, 2008

La vida sin una tina de baño no vale la pena

Bueno, tal vez sí, pero este blog es más bien una sugerencia: Si tienen las condiciones de remodelar su baño ¡Pónganle una bañera! Claro, hay que tener una cultura de ahorro del agua, aunque usted no lo crea, hasta yo tengo un extraño sentido moral que por alguna razón a veces me pica detrás de la oreja: ¡Cuiden el agua carajo! Cómo revuelve el estómago ver a los imbéciles que lavan su banqueta con la manguera... cuando vean algo así mienten madres y llamen a la policía... Pero me desvío del tema...
En fin, si son personas sensatas, como casi todos los que leen este blog, ¡tengan una tina!; los insensatos que leen el blog creo que no tienen las condiciones para modificar sus baños, o ni siquiera acostumbran usarlos, en su caso todo lo que hay qué temer es que se compren una tina de aluminio, y terminen bailando sobre esta volcada de revés, lo cual sería lastimero pero irrisorio, así que no hay nada qué temer.
"Pero ¿vas a estar ahí remojandote en tu propia mugre?" me ha dicho alguien... No recuerdo si fue el tripas, creo que sí...
Ni que viniera de jugar en el chiquero como tú que rebotas y brincoteas en tu bicicleta por los bosques y ciénagas, expuesto a caer en popó de perro, cabra o humano... ¿Nunca se han quedado sin agua o gas, o por alguna razón hay qué bañarse a jicarazos? Ahora resulta que soy el único jodido... En fin, si alguno de ustedes ha tenido qué hacerlo, convendrá en que uno se siente más limpio, y es que por las características del baño uno se talla mejor, este mismo efecto es obtenido con el baño en tina: Uno queda más limpio que en la ducha.
"Pero vas a desperdiciar agua"
Para empezar uno se tarda un rato en la regadera, bueno, sí hay quienes salen en tiempo récord, pero quienes tenemos algún cabello necesitamos cuando menos diez minutos, ¿y qué creen? en menos de ese tiempo la tina está llena, tiraría más agua en una regadera si me hubiera de aplicar acondicionador así que no, no desperdiciaré agua, la ahorraré.
Más higiene, mayor ahorro de agua y qué decir del glamour y la sensualidad: ¡muéranse de envidia cáncers!
Posiblemente pensaron en la imágen del patito de hule, un barquito o un vehículo anfibio de las Ninja Tortugas para jugar durante el baño, baños de burbujas o simplemente quedarse jetón en la tina... No se me ocurre qué hacer primero caray... Hoy quedó completamente instalada -y sí que fue un calvario que quedara bien la méndiga tubería, pero finalmente lo logré; implicó que perdiera varias horas de trabajo pero a) no era mi deber estar aquí pues los martes y jueves daré clase en Acatlán y b) me vale madre- así que llegando a casa me daré un chapuzón. Es una tina igual a la de la foto, respecto a la cual puedo decir: No babosos, no incluye a la pichorra de la foto; Esa muchacha sí que es grande, la tina no es nada chica y ella parece estar a penas cómoda ¿o estará subida en un cojín? La mía no tiene patas blancas sino doradas, es la pura onda, no puedo esperar por volver a casa a bañarme, ja ja ja.

1 comentario:

Lamia dijo...

A wevo las tinas son la onda, y las cosas que uno puede hacer en ellas, más!! Si yo tuviera casa propia seguro le metería una tina, al chile, así que la neta ...ya quiero la peda inaugural y conocer tu nuevo nido!