sábado, diciembre 20, 2008

Solicito Goyas por mi matrimonio

Dejé de escribir sin avisar, y es que los imprevistos no avisan... Qué desconsiderados...
Hoy es el día, la mejor decisión que he tomado en toda la vida se materializará en un acto del lenguaje, que es lo propio de los hombres, una diferencia específica que no nos define, no nos agota, no nos determina, pero en la que se puede encontrar un punto de partida para cosas muy bellas en la vida, el honot, el valor, la virtud y el auténtico amor.
Solicito pues queridos lectores un Goya por mi matrimonio.
Sobra apuntarlo pero estaría mal que no lo dijera:Si no, me vale madre.
Muchas gracias.

1 comentario:

Pecatus dijo...

¡México, Pumas, Universidad... GOYA, GOYA, CACHÚN-CACHÚN-RA-RA, GOYAAAAAAAA, UNIVERSIDAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAD!