lunes, junio 22, 2009

Orgullo (y soberbia) UNAM

Hace algún tiempo, una noche mientras caminaba por el pasillo central de la Facultad de Filosofía y Letras sucedió lo siguiente:


¿de qué te ufanas? me pregunté esa misma noche... Bueno, la historia de la Universidad no es mía, no me debe su grandeza, por el contrario, todo lo que soy se lo debo a ella... Recién alguien me decía que sólo podía decir suyo algo cuando de hecho se consideraba -a sí- propio de aquello en cuestión... Sí puedo ufanarme de que soy la actualidad de la Universidad (pobre de ella) y por tal razón he procurado hacer una buena tesis de Maestría, ser un docente de alta calidad y un burócrata menos malo de lo que podría esperarse... Por eso -y seguiré instándolos a visitarlo hasta que vomiten- seguimos en pié de lucha por la recuperación de los espacios tomados. Se lo debemos.
Si no ha visitado
http://cheguevara-justosierra.blogspot.com/ tenga la bondad de dar click en el enlace ahora, y si ya lo hizo, haga una entrada hablando al respecto en su blog, en la cadena de los correos malditos, en el twitter, en el foro de su club de recetas de cocina, qué se yo, donde se deje.
Decía Octavio hace unos días: tenemos la fuerza de la razón; ellos la razón de la fuerza. Necesitamos que la voz de la razón se haga escuchar.

3 comentarios:

Kyuuketsuki dijo...

Así es, alrededor de 500. Chingón!

Larry dijo...

CHOC! CHOC!

di también algo en el blog del cheguevara-justosierra, para que no parezca diálogo de 5 monos.

Larry dijo...

¿pentálogo?