martes, junio 23, 2009

Los héroes auriazules: Pumas seis veces campeón.

Siempre recordaré este campeonato de Pumas porque se gestó junto con el desenlace de mi tesis de maestría. Esa semana estuve leyendo y batallando con varios conceptos respecto a los que no lograba claridad, Peranuca y yo impartimos un curso de Lógica para auditores y concluímos que pretender enseñar ahí representa un auténtico reto docente (decir pedagógico no me gusta)...

Ese jueves ella fué al centro saliendo del curso; yo vine a mi cubil en la FFyL a trabajar un rato. Salí con el tiempo justo para regresar a casa a cambiarme porque no soporto usar zapatos, y me tuve qué rifar todo el día así en virtud de la burocracia universitaria. Ella estaría desde más o menos temprano en el Salón Corona apartando el lugar para que pudiéramos ver el juego ahí ya que no conseguimos boletos para el estadio -pinches revendedores.
Llegué y la encontré con el buen Larry ya degustando cerveza oscura; yo MORÍA de hambre pues nunca tuve ocasión de probar bocado en el día, y eran casi las 21:00...
Poco antes de iniciar el juego llegó Juantástico, el esposo de Pelancha y con él también llegaría la hora del juego y la hora de comer...
Entre el inicio y el final del juego devoré una torta de pastor, una de bistec, seis tacos de ternera y dos litros de cerveza, y les ilustré mi naciente teoría:




"Es como cuando el Doc de Volver al Futuro vió la figura de la chunche que permite viajar en el tiempo, así se me presentó esta imagen y a partir de ella desarrollaré mi tesis..."

Les dije mientras dibujaba este mismo diagrama en una servilleta.

El juego comenzó y con él la lluvia, vimos las primeras evoluciones, y por ahí del minuto 10 la imagen comenzó a pixelarse... ¡la lluvia interfería y no se veía nada! El Salón Corona se ahogo en nuestros gritos "pónle una antena" clamábamos entre otras chilangadas a través de las cuales desahogamos nuestra inminente preocupación. Afortunadamente el buen Tlaloc se apiadó de nosotros y nos dejó ver entre pixeles a los Pumas amontonarse unos sobre otros. Exégesis: Anotaron un gol. Gritamos desaforadamente... La imágen regresó antes del medio tiempo y vimos el resto del partido con normalidad. Los gladiadores azul y oro no harían más daño a los rivales -tuzos del Pachuca- por ahora...

Nos retiramos de la que hicimos por una par de horas el áula universitaria en turno, en espera de lo que trajera el juego de vuelta, el domingo en Hidalgo. Mi nueva teoría me hacía sentir cosquillas en las yemas de los dedos...

Continuara...
Estas entradas las escribo porque entrañan bellos recuerdos recientes, pero sobre todo para manifestar el Espíritu Universitario del que estoy orgulloso, si comparte tal espíritu y se interesa por la problemática de los espacios usurpados en la Universidad, tenga la bondad de dar de click aquí.

2 comentarios:

metztli dijo...

a seguir celebrando!!
es cierto, es mejor decir docente, porque pedagógico, no estaría bien del todo.
un abrazo

Larry dijo...

¡¿cómo que chunche?! Es el condensador de flujos Ginzu.